Casi podría decir que conspiradoras nació en el sótano del mercado de Fuencarral de Madrid hace ya varios años... para ser exacta en el 2006.

En esa época estaba estudiando diseño de joyas y ayudaba a mi amiga Bárbara en su tienda en el sótano del mercado Fuencarral. La tienda se llamaba Sin Sentido y fue conocida por tener ropa y complementos de diseñadores independientes peruanos y españoles.

En ese año hicimos juntas un curso de serigrafía y poco a poco las ideas empezaron a fluir... queríamos diseñar una línea de complementos diferente... pienso que una de las motivaciones para comenzar este proyecto fue que paseábamos por las tiendas tratando de encontrar complementos que nos gustasen y no encontrábamos nada. Y con esa inquietud decidimos crear juntas conspiradoras. meses más tarde Bárbara se fue de España para establecerse en Chile.

Y yo sigo sola en esta aventura, que me llena de satisfacción y me da total libertad para dar rienda suelta a mis ideas. siempre en búsqueda de nuevos materiales, diseños y formas.